Nuestros Servicios

cercanía y acompañamiento

Son parte de nuestro valor añadido

Nuestra razón de ser es poner a disposición de nuestros clientes la experiencia y el conocimiento que tenemos,  orientándonos a dar soluciones adaptadas a cada entorno, circunstancia, instalación, maquinaria y equipo que se requiera prevenir y proteger.

FAQs

La palabra ATEX, se forma por  las dos primeras sílabas de  ATmósfera EXplosiva

Atmósfera explosiva: Es una mezcla con el aire (oxígeno), en condiciones atmosféricas, de sustancias inflamables en forma de gases, vapores, nieblas o polvos explosivos, que en contacto con una fuente de ignición la combustión se propaga a la totalidad de la mezcla no quemada. (Se provoca una explosión)

Las zonas ATEX son aquellas en las que puedan formarse atmósferas explosivas en cantidades tales que resulte necesaria la adopción de precauciones especiales para proteger la seguridad y la salud de los trabajadores afectados.

El RD 681/2003 establece una serie de obligaciones al empresario encaminadas a prevenir las explosiones y de proteger a los trabajadores, exigiendo una evaluación de los riesgos, para adoptar las medidas de prevención necesarias, siendo necesario a su vez una coordinación de actividades, formación e información de los trabajadores.

Se establecen además algunas obligaciones específicas como es la clasificación de las zonas con riesgo de incendio y explosión, se regulan las características específicas que deben cumplir los equipos instalados o introducidos en las zonas clasificadas y se establece la obligatoriedad de elaborar y mantener actualizado un documento de protección contra explosiones, que recogerá todos los aspectos preventivos que se hayan desarrollado en la empresa.

El documento de protección contra explosiones (DPCEx O DOPEX) se revisará siempre que se efectúen modificaciones, ampliaciones o transformaciones importantes en el lugar de trabajo, en los equipos de trabajo o en la organización del trabajo.

En cualquier caso, y habiendo o no realizado ampliaciones y/o modificaciones en la planta para garantizar el cumplimiento normativo en su momento en vigor se debería realizar la revisión del DOPEX cada 3 años, para garantizar que la inspección periódica de las instalaciones Atex que marca  la UNE EN 60079/17, se realiza conforme a los procesos productivos actualizados.

Los equipos y sistemas de protección previstos para ser comercializados en la Unión Europea deberán disponer de marcado ATEX y Declaración de Conformidad CE, emitida por el fabricante o representante legal.

También se adjuntará con cada unidad suministrada un manual de instrucciones, en la versión original y en el idioma del usuario que, al menos, deberá incluir:

–     Instrucciones de seguridad relativas a la puesta en servicio, uso, montaje y desmontaje, mantenimiento y reparación, instalación y ajuste.

–     Información relativa al marcado y a la facilitación del mantenimiento.

–     Todas aquellas instrucciones, planos y esquemas que resulten útiles desde el punto de vista de la seguridad.

–     Cuando proceda, indicación relativas a la formación del usuario, los detalles acerca de la utilización en el lugar y en las condiciones previstas, los parámetros o magnitudes o valores límite del aparato y las condiciones especiales de utilización.

Sí, se debe de hacer una  Evaluación y un Informe de Idoneidad.

El informe deberá incluir la justificación de la idoneidad de los equipos, y las propuestas, si procede, de modificaciones y/o adaptaciones de los equipos y de las medidas a implementar al objeto de garantizar las condiciones de seguridad y de idoneidad de funcionamiento del equipo dentro de su área de trabajo.

No, la clasificación de zonas es diferente para polvos y para gases y por lo tanto el marcado de los equipos también.

En caso de usuario, el equipo incorrecto habrá de ser sustituido por otro equipo que disponga de la certificación adecuada a la clasificación de la zona donde se ubique.

En caso de fabricante, deberá modificar el expediente técnico para justificar el nuevo marcado requerido.  

Depende de varios factores. Es muy importante el conocimiento que tiene el personal sobre las instalaciones ATEX, la cultura de la empresa en este tema, y la documentación disponible, entre otras  :

– Planos actualizados de las plantas.

– Inventario de equipos .

– Organigrama del personal responsable.

– Procedimientos de trabajo y mantenimiento y limpieza.

– Nivel de la formación ATEX del personal.

Un factor que influye, pero que no es determinante, es el tamaño de la empresa..

Es muy importante la implicación del Titular en el proyecto, su participación, y la mayor o menor agilidad en las respuestas e interacciones con la Ingenieria / Consultoría.

A nivel orientativo, se puede hacer una estimación de duración orientativa del proyecto  de entre  8 y 12 semanas.

Consúltanos tu idea, dilema o dudas y
nos pondremos a orientarte hacia tu mejor solución

logo normagest
Cardenal Reig, 17 Bajos
08028 Barcelona

+34 93 448 72 00

Formulario de contacto AQUÍ